Nuestro inicio

En sus inicios el plan de pensiones era operado por una compañía de seguros. Cada empleado tenía un contrato con la compañía aseguradora. La participación era obligatoria para todo empleado con salario igual o mayor de $1,500 y voluntaria para los demás.

Hasta noviembre de 1950 el plan funcionó con un reglamento provisional. El 28 de noviembre de 1950 el Consejo Superior de Enseñanza aprobó la Resolución que establece el Sistema de Retiro y reglamenta su funcionamiento. Esa Resolución establece que el propósito del Sistema es ”Proveer anualidades de retiro y otros beneficios para los funcionarios y empleados de la Universidad de Puerto Rico que se incapaciten por razón de edad avanzada u otras causas, facilitándoles la acumulación de reservas que le permitan a ellos mismos y a sus dependientes afrontar las situaciones de vejez, incapacidad, muerte o cesantía en el empleo e induciendo así al personal cualificado a ingresar en el servicio de la Universidad y a permanecer en él, con la consiguiente economía y eficiencia en la administración de ésta”. Se establece la participación obligatoria de todos los empleados, exceptuando los ocasionales, tarea parcial, por contrato, por hora y los que pertenecen a otros sistemas auspiciados o sostenidos por el Gobierno de Estados Unidos.

Nuestra historia

Cambios en beneficios

Aspectos administrativos